• 21/Octubre
    DOLAR 13.5357
  • 14/Octubre
    CETES 2.96%
  • Septiembre
    INPC 113.939
  • Octubre
    RECARGOS FEDERALES 1.13% mora
  • 21/Octubre
    TIIE a 28 días 3.2975%
Martes 21 de Octubre de 2014
Aumentar Disminuir Texto Imprimir Imprimir Enviar Enviar
Compartir
Fecha de publicación: 2010-11-19

Pasos para negociar un paro técnico

Una alternativa que permite realizar ciertos ajustes en la manera en que se desarrollan las labores en una empresa es el paro técnico

Ante la proximidad de la realización de juntas de acercamiento con los sindicatos y sus agremiados, para revisar la marcha de las compañías y la posibilidad de mejorar las condiciones laborales o, en su caso, replantear el rumbo cuando existen conflictos económicos que ponen en duda la viabilidad de éstas, a continuación se hacen algunas precisiones.

Una alternativa que permite realizar ciertos ajustes en la manera en que se desarrollan las labores en una empresa es el paro técnico, el cual es un procedimiento llevado a cabo en la práctica como consecuencia de una afectación económica que sufre una compañía y tiene por objeto preservar la fuente de empleo de los colaboradores mediante la modificación a determinadas condiciones de trabajo, tales como: reducción de la jornada o semanal de labores, así como la suspensión temporal de todas las actividades laborales y por ende a los ingresos salariales de los trabajadores dependiendo de los cambios realizados (art. 57, segundo párrafo Ley Federal del Trabajo).

Los acuerdos modificatorios se plasman en un convenio, el cual es de carácter temporal, es decir, su duración es sólo por el tiempo en que las circunstancias económicas de la organización lo requieran y debe ser aprobado por la Junta de Conciliación y Arbitraje respectiva.

Considerando su delicada trascendencia en el manejo de las relaciones con su personal, es indispensable para las organizaciones conocer a fondo los pasos a seguir para negociar de buena fe este tipo de convenios, los cuales ayudarán a no generar situaciones de desconfianza y conflictos:

crear el ambiente: desarrollar, de manera conjunta, los trabajadores y las empresas, el diagnóstico, el ambiente de confianza, la necesidad y la certeza de un inevitable paro técnico

generar consenso: construir un espacio adecuado de bilateralidad, de respeto en un proceso de escuchar e informar. El consenso debe ser aceptación, no presión

acordar los contenidos del convenio: tales como las definiciones, la actitud ante sí y los demás, las nuevas obligaciones y nuevas posibilidades de desarrollo

equilibrar los compromisos: medir y limitar, en el tiempo y alcance, las metas a lograr. Los compromisos deben ser graduales, equitativos y de corto plazo con el objetivo de generar un contexto que supere la situación que llevó al paro técnico

precisar los beneficios y sacrificios mutuos e incluyentes: ningún proceso excluyente puede durar en el tiempo, tarde o temprano resaltan las disfunciones en éste, tales como los desequilibrios en el trabajo, las responsabilidades y lo económico. Los beneficios deben satisfacer, de manera equilibrada, los intereses y esfuerzos de los involucrados, y

señalar tiempos y la forma de instrumentación del programa: lo importante es mantener la fuente de trabajo y superar la circunstancia del paro técnico, señalando las características, los puntos de afectación y beneficio, así como los tiempos de duración de las etapas de su implementación

Sin duda el paro técnico es una difícil medida tanto para las compañías como para sus subordinados, sin embargo en tiempos de crisis económica es una opción en la que ambas partes al perder ciertos beneficios temporalmente, salen ganando, pues se conserva la fuente de trabajo.

Fuente: Recomendaciones de Ancelmo García Pineda, asesor externo de la OIT y colaborador permanente de IDC Asesor Jurídico y Fiscal

Comentarios
Comparte esta liga: 
Imagen Usuario
identificado como: [Salir]
Comentar
Restan  caracteres